lunes, 31 de marzo de 2014

Reseña: La hija del dibujante de Katherine Govier.


Ficha técnica.
Colección:       ALGAIDA LITERARIA>INTER
Páginas:          672
Publicación:    Marzo de 2014
Precio: 18,00 €
ISBN: 978-84-9877-974-5
Código:           2962892
Formato:         Papel
Temática:        FICCIÓN HISTÓRICA – FV
Otros formatos:
ePub
Precio:  9,99 €
ISBN: 978-84-9877-977-6

Katherine Govier.


Katherine María Govier (nacida el 04 de julio 1948) es una novelista canadiense . Nació en Edmonton , Alberta , fue educada en la Universidad de Alberta y la Universidad de York . En 1997, fue galardonada con el Premio Marian Engel para una mujer escritora en mitad de su carrera. Antes de eso ella fue finalista del Premio Trillium en 1994, y ganó el Premio Ciudad de libro de Toronto en 1992. Ella ha sido una alumna distinguida de la Universidad de Alberta y es uno de los graduados "Famosa" Cincuenta de la Universidad de York. Ha sido Presidente del Fideicomiso de Escritores de Canadá y Presidente de PEN Canadá . Su novela "La Creación" fue un Libro Notable del New York Times de 2003.
Govier vive en Toronto , Ontario con su compañero Nicolás Rundall.Tiene dos hijos, Robin y Emily Honderich. Ella estuvo casada con John Honderich , ex editor de la estrella de Toronto .

Sinopsis.
Ei, la tercera hija del famoso pintor Hokusai, vive en el Japón del siglo XIX durante el último shogunato del clan Tokugawa: un país aislado de toda influencia extranjera y donde rige la moral tradicional y una férrea censura, que mantiene al pueblo ignorante y supersticioso. Ei acompañará a su padre desde pequeña y crecerá rodeada de artistas, prostitutas, mercaderes, adivinos, cuentacuentos y artesanos que pululan por Yoshiwara, el distrito del placer de Edo —la actual Tokio—, en una época difícil para quienes tratan de burlar una justicia que los castiga por inmoralidad de forma arbitraria. Con esta obra, Katherine Govier saca a la luz un personaje injustamente olvidado por la Historia: una novela exótica y emocionante, pero también un relato de amor, admiración y competitividad entre un padre y una hija.

Información extraída de:

Opinión personal.

Llegue a este libro gracias al equipo de redactores de Momentos de silencio compartido, y a la lectura conjunta que han organizado.
Y la verdad que he vivido unos días inmersa en el Japón del siglo XIX, la acción comienza en el 1800, cuando nace Oei, la tercera hija del pintor Hokusai y su segunda esposa, en el Taller de la estrella polar, en Edo, cerca del barrio de Yoshiwara, en pleno periodo feudal o bakufu, donde el shogun es el señor feudal, es decir, quien ostenta el poder.
Unos breves apuntes extraídos de la Wikipedia:

Edo (江戸 edo?, «estuario») es el nombre que tuvo Tokio hasta 1868, año de la restauración Meiji.
File:Edo Panorama old Tokyo color photochrom.jpg
Panorama de Edo, 1865 o 1866. Fotografía de Felice Beato.
Aunque hubo asentamientos en las colinas de la Bahía de Tokio durante varios siglos, el primer gran hito de la historia de Edo fue la construcción del Castillo Edo en 1457 por Ōta Dōkan. El shogunado Tokugawa se estableció en 1603, con Edo como sede de gobierno (capital de facto) mientras que la residencia del Emperador permanecía en Kioto, capital oficial de Japón. En 1868, cuando el shogunato llegó a su fin, la ciudad fue renombrada Tokio, que significa Capital del Este. Durante la Restauración, el Emperador se mudó a Tokio, con lo que la ciudad se convirtió en la capital formal así como la capital de facto de Japón.

Es Oei, la protagonista del libro, ya que es ella la que nos cuenta en primera persona, sus vivencias y su día a día, con ella conocemos la vida de las cortesanas (prostitutas) en el barrio de Yoshiwara que fue creado en el año 1617 por orden del shogunato Tokugawa restringiendo la prostitución a distritos designados en la ciudad. El Yoshiwara original estaba localizado cerca de lo que hoy se conoce como Nihonbashi, cercano a la transitada autopista Tōkaidō al oeste de Japón, pero cedió ante el fuego de Meireki (junto con gran parte de la ciudad) en 1657 y el distrito fue movido a su localización actual al norte de Asakusa.
En un momento, Yoshiwara contó con sobre 3.000 mujeres que servían como prostitutas. Los rōnin, samuráis sin señor, no eran permitidos, en o cerca de lugares de prostitución, excepto una vez al año para ver el sakura o florecimiento de los cerezos y visitar a parientes fallecidos. El Yoshiwara mantenía un aura de misterio y refinamiento. Las prostitutas podían variar en clases sociales, yendo desde extremadamente pobres hasta muy ricas.

La escritora, ha hecho una labor de investigación de muchos años, para darle un nombre a la hija del gran pintor Hokusai, ya que se cree, que parte de las obras de este pintor fueron realizadas por su hija Oei, y todavía hoy tratan de discernir la verdad.
Japón es un país con una cultura y unos pensamiento totalmente diferentes a los occidentales, y Oei, era una mujer que para su época tenía muchas ideas contrarias a como debía ser y comportarse como mujer, donde la mujer siempre estaba en segundo plano y se debía al hombre; Oei, ante todo fue hija, ya que, aunque se caso, no aguanto y se divorcio, y la  manera de hacerlo era bien curiosa, si la mujer conseguía llegar al Templo del refugio que llevaban unas monjas en lo alto de una montaña, se le concedía el divorcio.

Hay más personajes que influirán en Oei, una yakko, llamada Shino, que no era más que una aristócrata condenada a ejercer la prostitución por algún delito, esta ejercerá de madre y la enseñara.
También hay amor, amor hacia su padre, hacia los hombres, Shanba, Eisen, pero siempre más mayores que ella, como si buscará una figura paternal.

La verdad podría estar hablándoos de esta novela, muchas hojas, pero lo mejor es que os empapéis del ambiente, de las descripciones, en las que hasta podía oler la anguila en la parrilla, los pigmentos que molía Oei, para hacer sus vibrantes dibujos, que casi podía imaginármelos, era tal su pasión por la pintura que se sacrifico por ella.

En definitiva, un libro que recomiendo totalmente y al que no hay que tener miedo, porque una vez que te sumerges pasas a otra dimensión.


Una de las pinturas más conocidas de Hokusai:


Y de Oei:


Imágenes extraídas de la web de la autora. http://www.theprintmakersdaughter.com/

Gracias al grupo Anaya (Algaida Editores) y al equipo de redactores de Momentos de Silencio Compartido, por el ejemplar.

Equipo de redactores

También forma parte del mes temático de la familia.
Marzo mes de la Familia.

¿Lo habéis leído?¿Os llama la atención?
Gracias por los comentarios.
Otra vez lunes, a coger fuerzas para la semana!!
Besotes


Imágenes

20 comentarios :

  1. No pinta mal la historia, pero creo que sólo la leeré si cae en mis manos por casualidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A pesar de que he visto muy buenas reseñas, no me acaba de convencer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo en la estanteria, me tocó en un sorteo

    ResponderEliminar
  4. Una novela muy interesatne aunque de ritmo, para mi gusto, algo lento.

    ResponderEliminar
  5. Este libro va subiendo puestos en mi lista de deseos conforme voy leyendo reseñas.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. He leído algunas reseñas de este libro pero no creo que llegara a gustarme a si llegase a leerlo, pero me alegra que a ti te haya gustado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo pendiente en la estantería y aunque las primeras reseñas que leí me desanimaron un poco ahora cada vez me apetece más
    Besos

    ResponderEliminar
  8. La verdad que de entrada no me llama mucho la atención, aunque a lo mejor luego la historia te va atrapando según vas leyendo. Este creo que lo dejo pasar.
    Besosss

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi este libro tiene algo que me llama mucho! Aunque me da miedito que se me haga algo lento, la verdad u.u

    ResponderEliminar
  10. El libro tiene una pinta estupenda: es una pena que tenga tantas novelas en la pila de pendientes, que si no... 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo en la estantería esperando y me parece que la espera va a ser corta...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Creo que finalmente no me animaré a leerlo, creo que no es para mí pese a las reseñas buenas que veo. Me alegro de que lo hayas disfrutado :-)

    ResponderEliminar
  13. Este me lo quiero leer, ya me llamó la atención en su día cuando lo vi en el catálogo de novedades de Algaida, y luego vuestras opiniones lo consolidan
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Lo dejo pasar, no me atrae mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  15. He leído tus conclusiones finales porque la tengo en casa y fíjate que a mí me asustaba un poco pero leyéndote veo que es accesible. Besos

    ResponderEliminar
  16. Pero si ya está la reseña, estoy atontada! Bien, me alegro de que tu sensación final sea para la recomendación, en la lista se queda.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Al principio no me llamaba demasiado, pero a medida que voy leyendo opiniones me llama más
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Había leído reseñas que no lo ponían muy bien pero la tuya me hace verla con otros ojos.

    ResponderEliminar
  19. Sin lugar a dudas muy interesante por todo lo que nos cuenta en sus páginas, una visita por un país digno de conocer

    ResponderEliminar

Tus comentarios siempre que sean respetuosos serán bienvenidos, es más no dejes de comentar, porque hablando se entiende la gente