jueves, 10 de agosto de 2017

Momentos poéticos...o cómo vivir con una enfermedad rara...

Escribir es una técnica terapéutica que ayuda a poner sobre papel lo que tenemos dentro y puede que no seamos capaces de explicarlo con palabras, ¡allá voy!

Caminamos por senderos que no sabemos a donde nos van a llevar
un día todo parece despejado, luce el sol, los pajarillos cantan...
y otro día un montón de nubes aparecen en el horizonte como crueles aves amenazantes
quizá nos hagamos los despistados y tratemos de coger un atajo
pero detrás de cada repecho allí están esperando sin prisa
y ahì surge el problema de la elección...la eterna indecisión
y lo mejor no saber si hemos tomado el camino correcto o vamos directos a la catarata;
aquí aparecen las risas burlonas y el "ya te lo dije".
Pero seguimos caminando o eso intentamos porque nos van surgiendo problemas a cada tramo,
nuevas personas aparecerán y otras se esfumaran;conoceremos asientos y salas nuevas;
nos encontraremos nuevos inquilinos que aprovecharan el descuido para autoinvitarse a una fiesta
a la que no sabemos si queríamos ir pero a la que estamos "obligados" a asistir.
A veces necesitamos parar y tomar aliento, mirar atrás y reflexionar sobre lo que hemos dejado y hacia donde vamos; muchas veces lo que habíamos pensado no es lo que va a ser; es la primera enseñanza de tener una enfermedad rara; quizás la más dura de aprender o de aceptar; el conocer nuestras limitaciones, pero también habrá muchas otras cosas que haremos y nunca pensaríamos.

Muchas gracias por estar ahí, la lectura es una salvación y poder expresarme un incentivo.
Besotes.

5 comentarios :

  1. Estoy contigo por voluntad propia desde la distancia 😚😚 preciosa entrada. Eres una superviviente y no una víctima quejumbrosa. Eso dice mucho de ti.

    ResponderEliminar
  2. Has creado un acertado símil entre ese camino y la enfermedad...no debe ser fácil cruzarlo, pero siempre que puedas parar a descansar en un banco y tomar aliento, sea a través de la escritura u otro mecanismo, bienvenido sea!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Como siempre dice una buena amiga mía, aunque la vida no sea un baile, bailemos mientras podamos.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Mucho ánimo, preciosa. Es cierto que es la andadura la que te enseña en la vida. Vamos sin manual, pero tú eres un gran ejemplo.
    Un besazo

    ResponderEliminar

Tus comentarios siempre que sean respetuosos serán bienvenidos, es más no dejes de comentar, porque hablando se entiende la gente